2007-01-31

La Soledad de Ulises


¡Telémaco, hijo mío!
¡cuantas ganas tengo de volver a Itaca!
de que llegue la nueva primavera
de poder estrecharte de nuevo entre mis brazos
y que juntos tensemos el arco de la vida.



-

2007-01-30

Nuestro Shangri-La





Juntos hemos viajado por medio mundo
juntos hemos de continuar
hasta encontrar  Shangri-La





...

2007-01-28

Vivir

Ecle. 9: «Anda, come con alegría tu pan y bebe de buen grado tu vino, que Dios está ya contento con tus obras. En toda sazón sean tus ropas blancas y no falte ungüento sobre tu cabeza. Vive la vida con la mujer que amas, todo el espacio de tu vana existencia que se te ha dado bajo el sol, ya que tal es tu parte en la vida y en las fatigas con que te afanas bajo el sol. Cualquier cosa que esté a tu alcance el hacerla, hazla según tus fuerzas, porque no existirá obra ni razones ni ciencia ni sabiduría en el she'ol a donde te encaminas»



Vivir
sin miedos
a tu lado
en paz
y por siempre
sonreír



-

2007-01-27

La Cueva de Salamanca

Is the story of seven friends from the town of Derry...


Cuantas cosas buenas y malas aprendimos
en la oscuridad de la noche,
entre El Huerto de Calisto y Melibea
y la Cueva de Salamanca,
entre el cielo y el infierno,
entre libros y los discursos de una locura;
huyendo siempre del mismo Diablo,
intentado eludir el ataque del Lobo.
Juntos aprendimos el valor de la amistad
a luchar y a sufrir, a vencer el miedo y el dolor
mientras castigaban nuestro cuerpo
con golpes de una fusta trenzada
hecha con la verga de un toro negro
golpes que hacen daño más allá del tiempo,
que rasgan la piel y hacen jirones en el alma
con ella profanaron sin pudor alguno
nuestros cuerpos y mentes de niño.

Cuantas puertas se abrieron y se cerraron
cuando caminaba solo en la noche
por los largos y lúgubres pasillos
que nos conducían al vacío más absoluto
en las madrugadas de aquel frío invierno
entre huesos y calaveras de los muertos
en aquel viejo y maldito Seminario.
Los que sobrevivimos a la locura
seguimos caminando entre fantasmas del pasado
tratando de borrar los recuerdos
que entre los malos sueños aún perduran.


A mi hermano Santiago y a todos aquellos que compartieron conmigo penas en el Seminario de Carvajal durante los duros años de 1974- 1975- 1976.
-

2007-01-20

Cuando sueño

Cuando sueño
a veces es de noche
y veo a gente correr
de un sitio para otro
sin sentido aparente.


Cuando sueño
a veces
soy un niño
que mama de tus pechos
toda la Vía Láctea

Cuando sueño
a veces
estoy entre tus brazos
o entre tus piernas
o prisionero de tus ojos
o de tus celos






Cuando sueño
mi corazón se agita
como las alas de una paloma
que come de la mano de una niña,
como una bandera al viento
siempre a tu merced
esperando que con ella
envuelvas tu cuerpo.

Cuando sueño
siempre voy en tu busca
allá en donde te encuentres
porque deberías saber que
entre todos mis recuerdos
el tuyo es imborrable.


S.S. PÉREZ Por las sendas perdidas 2007.
.



¿Quién puede a tu lado sentir tristeza?
si corre por tus venas toda la pasión
y toda la energía de la vida


.

2007-01-19

Zeppitsu de Minamoto Yorimasa

Yamazaki Toshinobu pinta con su sangre antes de su decapitación por su kaishaku Takahoshi Koichiro

Previamente a cometer seppuku se bebía sake y se componía un último poema de despedida, casi siempre sobre el dorso del tessen o abanico de guerra.
La practica de escribir una declaración final sin premeditación en forma de poema en los últimos instantes de la vida surgió en China y se extendió a Japón. Estos poemas eran denominados "zeppitsu", "última pincelada" o "yuigon" que literalmente significa "declaración que uno deja atrás" esta última palabra posee connotaciones budistas. Estos poemas eran las palabras propias de la persona que iba a quitarse la vida, no citas o poemas de otros, y resumía sus pensamientos y sus emociones en el momento en el que iba a suicidarse.

Poema de despedida antes de cometer seppuku

Como un árbol fosilizado
del que no se esperan flores
triste ha sido mi vida
destinada a no producir ningún fruto.
Minamoto no Yorimasa (源頼政) (1106-1180) Poeta y Guerrero Samurai.

En 1180, a principios del verano, los Minamoto clan samurai fieles al emperador japonés Go-Shirakawa, entablan batalla en el rió Uji-Gawa con las tropas del clan de los Taira, estas últimas los derrotan de forma contundente; Minamoto Yorimasa en su huida se refugia en el monasterio Byodo-In y, viendo la causa perdida decide evitar el deshonor de caer prisionero en manos de los Taira y pide al joven samurai Watanabe Choojitsu Tonao que le decapite, pero el joven samurai le dice que no es capaz de hacer eso a su amigo y jefe que solo podría hacerlo una vez ya esté muerto. Yorimasa, bebe sake, escribe un poema de despedida, coge su espada y la hunde en su vientre, después Tonau lo decapita, ata su cabeza a una piedra y cruza a través de las filas enemigas hasta llegar a la parte más profunda del río donde la arroja para que nadie la encuentre ya que era costumbre entre los samurai cortar la cabeza de los enemigos a los que se les daba muerte para cobrar la recompensa.






-

Tomo café


Tomo café negro
y sube el calor de la vida
por todo mi cuerpo;
sentado al calor del hogar
en el viejo sillón de cuero
es menos duro el invierno

mientras

leo versos de José Hierro
y escucho The Plateaux Of Mirror
de Harold Budd y Brian Eno.

Hoy me siento bien
estoy en paz
en sintonía con el universo.





.

Oniria




Oigo lejano el canto de los Ángeles,
mientras, mis raíces
se hunden en el agua de la vida
y los recuerdos se desvanecen
como los sueños al despertar.


-

Lágrimas negras como diamantes negros.

"Flow, my teares, fall from youre springs,
Exiled for ever, let mee mourn
Where night's black bird hir sad infamy sings,
There let mee live forlorn."

John Dowland (1563-1623)



¡Fluyan mis Lágrimas!
Dijo el policía


En el fondo de un baúl
en el desván del olvido
entre viejas fotos
cubiertas de polvo
duermen ocultos
secretos del pasado
mientras acaricio con
las yemas de mis dedos
los recuerdos de mi vida
fluyen de mis ojos
lágrimas negras
como diamantes negros
venidos de una lejana estrella.
¡Fluyan!
¡Fluyan mis Lágrimas!
Dijo el policía.


S.S. PÉREZ Por las sendas perdidas 2007.





-

Dos minutos menos




"Doomsday Clock" Moves Two Minutes Closer To Midnight


Dos minutos
el tiempo se acorta
en dos minutos
tiempo suficiente
para morir
dos minutos
tiempo suficiente
para vivir
dos minutos
tiempo suficiente
para luchar
la vida se nos va
en dos minutos
aún nos queda
tiempo suficiente
solo tenemos
dos minutos menos
para la media noche
Ahora la Tierra
está a solo cinco minutos
de su aniquilación




-


Eclipse de Sol

Más allá de los misterios
que nos proponen
los tahúres de la verdad
existe el mundo de lo cierto
y la realidad
que es el mundo de la ciencia
lleno aún de misterios sin resolver.



El misterioso efecto Allais
¿qué fenómeno físico lo explica?
esas anomalías observadas
durante un eclipse de Sol




-

2007-01-17

Por encima de las nubes


Viajamos a través de los cielos
por encima de las nubes
con el equipaje lleno
de ganas de disfrutar
reímos, jugamos y brindamos
con una botella de buen vino
la felicidad nos sube por las venas
como en primavera sube la savia
de los cerezos en flor;
mientras
nos hemos olvidado
que tenemos un motor
y el tren de aterrizaje roto.




Conozco un lugar



Conozco un lugar bajo el cielo
donde el tiempo
pierde su significado
un oasis junto al mar
donde pasar juntos buenos ratos
disfrutando de lo bueno de la vida
bebiendo el licor de la amistad.


Dedicado a mi amigo A. R. Arjona

S.S. Pérez. Por las Sendas Perdidas 2007
-

El Monasterio

la paz y los secretos
escondes tras tus muros
vidas anónimas


-

Paseando



juntos por la arena
paseamos nuestra amistad
uno a cada lado de la cadena



-

Rosa Roja


una rosa roja
cabe en tu corazón
toda la vida


-

2007-01-16

2007-01-15

Canción de un hombre perdido


He buscado a la Verdad por todas partes
y no la encontré
he bajado a los abismos marinos
he subido a elevadas cumbres
he recorrido intrincadas selvas
he caminado por las arenas del desierto
entré en las pirámides egipcias
y las mayas más altas coroné
y nada, nada encontré
visité templos, iglesias
mezquitas y sinagogas
cementerios, hospitales
palacios y pagodas
he buscado despacio y deprisa
y en el fondo de muchas botellas
y en las mejores tiendas de moda
en Nueva York, París, Roma...
y nada, nada encontré
he mirado en las entrañas de animales
en el cuerpo de mujer
en las caras de los niños
en las llagas de los ascetas
en los pies del crucifijo que tanto besé
en los escritos de los profetas
y nada, nada encontré
pregunté a las Sibilas del monte Gauro
y al horóscopo estelar
recorrí medio mundo...
y nada, nada encontré
solo una vez y por un fugaz instante
la pude entrever, fue
en unos ojos tristes de un vagabundo
una mañana de domingo en Lavapiés
me miró desde lo más profundo
tenía los ojos de un hombre perdido; sufría mucho
estaba enfermo del alma y vestido de mujer



-

La tentación de prohibir


Político y dirigente como es que sientes
ese irrefrenable deseo de controlar
usando leyes, reglamentos y prohibiciones
¿Porqué no puedes aguantar?
nos quieres a todos
someter, guiar, mandar;
se ve muy claro que quieres
tocarnos a todos los cojones:
a tus congéneres dominar.

¿Es así como sientes el poder?
¿Es eso?
¿Piensas que somo como niños?
Pues no seas tan tonto.
Deja que cada ser camine como,
cuando y por donde quiera,
deja que coman, jodan y beban;
deja vivir a cada cual a su gusto. ¡Joder!


-

Sacude tu conciencia


No dejes que tu conciencia
se acomode confortable en el sofá de tu vida,
hay cosas que deben hacer
que te sientas a disgusto
con lo que ocurre por no poner remedio:
si un niño sufre en este mundo es motivo
suficiente para que tu no seas tan feliz.





-

2007-01-12

La lumbre


frías noches de invierno
la niebla lo envuelve todo
conversamos junto la lumbre

El dueño de la arena del desierto

Este poema está dedicado a todos aquellos que pasan de los 40 años, con o sin crisis; y, en especial a ti amigo mío, el gran cuarentuno que llevas instalado en la crisis de los 40 ya ni sé cuanto y no ves salida a ella.



Llegó Alí Babá,
ladrón entre los ladrones
dueño de la arena del desierto
y del fuego destructor
y con el
sus cuarenta putos ladrones.

Se presentó sin que nadie lo llamase
en ruidoso tropel de corceles negros
los acompañan además
otros tres jinetes pálidos
vestidos con rojas capas
de sangre y de dolor.

Han llegado de improvisto
a destiempo
como un mal invitado;
como la mala noticia que nadie espera
y me dejan un vacío difícil de soportar.

Han entrado derribando las puertas
de mi castillo interior
han hecho temblar
los cimientos de mi hogar
y sin permiso de nadie
se quedan a vivir aquí entre los míos
en la morada de mis sentimientos.
Me han robado la alegría, los deseos
recuerdos... la razón
y a cambio
me dejan desconcierto, agitación
y dudas
muchas dudas sin resolver.

Como un cruel huracán
que todo lo arrasa
me han dejado desnudo bajo la lluvia
sin que pudiese comprender nada
ni el como
ni el porqué suceden algunas cosas.

Cuarenta y cuatro son muchos enemigos
para luchar uno en soledad
y vencer en tamaña empresa.




S. S. Pérez (Crónicas del Tiempo -2005-)

-

2007-01-11

Secreto a Voces


Tengo oculto un presente, un enigma del pasado,
un tesoro enterrado en la verde isla del pirata
cuyo plano hecho a mano en su día lo perdí.
Tengo un cadáver encerrado en mi armario
que grita muy fuerte y claro por querer salir.
Tengo un enigma encriptado en lenguaje "C"
que trabaja en un bucle de una subrutina sin fin.
Tengo un fantasma interior en mi castillo en ruinas
que asusta con sus cadenas a la gente que más quiero.
Tengo un mensaje subliminal en una canción
que solo puedes oír girando el disco al revés
Tengo una enfermedad endémica e incurable,
una herida que pierde sangre, sangre de rojo dolor
Tengo una nave a la deriva, sin capitán ni timonel,
sin viento que empuje sus blancas velas de crudo algodón.
Tengo un coche viejo y con los frenos rotos.
Tengo escondido un secreto, un secreto a voces


S. S. Pérez (Crónicas del Tiempo -2005-)


¡Oh! Cegadora luz


¡Oh! Cegadora luz que traes a mis ojos
la preciosa imagen de su hermoso cuerpo de mujer.
Dejad que vea con la claridad de un profeta bíblico
para poder comprenderlo todo.
Iluminad como un faro el difícil y arduo camino
que en solitario tengo que seguir.
Destruid con la fuerza de mil estrellas
el frío y el negro de ese profundo abismo
que me separa de la realidad, de los recuerdos
y de la felicidad que es su mirada inocente de niña.
Aleja el cáliz que en mi locura llevé a mi boca.
Deja que sienta el calor de su corazón
y el abrazo del Ángel que siempre estuvo a mi lado.



S. S. Pérez (Crónicas del Tiempo -2005-)

Viejos Haikus


fluyen los recuerdos
como el agua de un manantial
las noches de insomnio





sobre blancas nubes
cuando el shake recorre mi gaznate
el tiempo pasa despacio


bajo los sauces
esta primavera de ensueño
oigo cantar un ruiseñor



tu mano recorre mi piel
entre las sábanas de algodón
¡mi cuerpo se estremece!


a lomos del tigre
el tiempo pierde su valor
y los dragones te envidian







rompe la primavera;
entre los pétalos del cerezo
el viento se peina





amor verdadero
por la piel entra en mi cuerpo
el calor de tu corazón


a la luz del alba
derrama mi sangre la pluma
sobre el lienzo


hermosas noches con ella
bajo la luna serena de agosto
la luz es más... pura


noches de verano
el tiempo se detiene
con un suspiro tuyo

S. S. Pérez (Crónicas del Tiempo -2005-)

El monstruo



Eres un monstruo salvaje y deformado
del que todo el mundo se avergüenza
y que con celo esconden bajo siete llaves
en un sótano atado con gruesas cadenas
eres el monstruo del que nadie quiere oír hablar
al que solo permiten ver el cielo
algunas noches sin luna y sin estrellas
cuando todo el mundo duerme
cuando el mundo está cerrado;
y, sin embargo, yo te he visto comer
bajo la luz de las farolas
en los cubos de la basura
toda la mierda que este mundo ha creado.

Bajo la lluvia



Un día te vi como caminabas
sin paraguas bajo la lluvia
de abril o mayo
las finas gotas las lágrimas
de tus mejillas arrastraban
lágrimas que manan ojos rojos
ojos encendidos por el fuego
de un amor adolescente.

Te vi como caminabas sin paraguas
bajo la lluvia
mirando al cielo
con los brazos abiertos
pidiendo en tus plegarias
a tu ángel de primavera
la suerte de poder volar
sobre un caballo blanco con alas
a los más lejanos confines
de un mundo por conocer;
y siempre montada en el.


Te vi como caminabas
sin paraguas bajo la lluvia
tu vestido dejaba ver
las curvas infinitas del universo;
la obra completa de Dios.

2007-01-10

Tu piel



me calan hasta las entrañas
como la lluvia de la primavera
las caricias de tu piel



S. S. Pérez (Crónicas del Tiempo -2005-)

2007-01-07

Aquellos tiempos son estos tiempos



Bajé por la orilla del río Jordán
para expiar mis pecados
en tiempos de Juan el Bautista.
Sostuve mi escudo junto a Leónidas
en el paso de las Termópilas
y con la misma firmeza
empujé la lanza con Longinos en el Gólgota.
Quemé las naves con Cortés
y crucé la línea con Pizarro y los trece la fama.

Yo he visto barrer al viento
las doradas arenas
en el Desierto del Olvido;
mientras
en la oscuridad de la noche
miré a la muerte a los ojos
y en su reflejo pude ver
a un niño asustado.

En la orilla del océano cósmico
he dejado mis huellas
esperando que algún día
las borre el viento solar.


S. S. Pérez (Crónicas del Tiempo -2005-)

Tu libertad



Al contemplar tu libertad
mi cuerpo se siente ingrávido
como las llamas de una hoguera




_

春の雪 Haru no yuki

nieve de primavera
los recuerdos fluyen
desde mi niñez








_

DEDICATORIA -Tentación de la rima-

Brain Damage


...You lock the door
And throw away the key
There's someone in my head but it's not me.

And if the cloud bursts, thunder in your ear
You shout and no one seems to hear
And if the band you're in starts playing different tunes
I'll see you on the dark side of the moon.


The dark side of the moon, Pink Floyd.




La locura,
a veces,
es madre de la mejor poesía;
como el gran falo de Herishef
que favorece la crecida del Nilo
y proporciona el sustento.
S.S. PÉREZ


Aquél a quien los dioses quieren destruir,
primero lo vuelven loco.
Eurípides

"Mire vuestra merced -respondió Sancho- que aquellos que allí parecen, no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino".
Miguel de Cervantes


¿Es quizás de entre los más locos
el primero? ¿Acaso es de
los humanos el más cuerdo?
Es Leopoldo María Panero.


He visto caer del cielo
a un caballero andante
que cabalga en solitario;
Ronin sin armadura
ni escudero que le asista,
sin amo, y sin señor,
sin bando conocido;
siempre en desigual lucha:

Contra vientos y mareas,
molinos y gigantes,
profetas, filósofos y poetas;
contra reyes,
tiranos y gobernantes,
religiones, convicciones 
y leyes;
en lucha con todos aquellos
que disfrazados de
dioses y demonios
han hecho del mundo
un jodido manicomio.




-

T V¡

Eclesiastés 1:2: «Vanidad de vanidades, vanidad de vanidades, porque todo es vanidad».


Publicidad ubicua y asfixiante

La verdad casi siempre es mentira
y cotiza en Wall Street,
el amor ya es solo cosa del Corte Inglés
y la primavera también,
la amistad son unos raídos Levi's
con la bragueta rota
y un agujero en el culo;
la cultura emana del Gran Hermano
importa un carajo Orwell y 1984,
la ilusión es una Coca Cola
que se agita en tu mano
mientras ves un canal porno,
el querer son solo regalos caros,
la VISA platino es el poder,
la libertad es un Freelander
rompiendo vida campo a través;
tus recuerdos son digitales,
de Nikon o de Canon en RAW o jpeg,
la Fe se vende en oferta
en las madrugadas del teletienda,
la salud es de Adeslas o Sanitas,
el éxito es estar en O.T.
la meta ser como David Beckham,
el sexo es virtual e interactivo
en un chat con webcam;
la caridad es un calendario
de bomberos en pelotas,
la esperanza está ya rota
pero me queda tu sonrisa.
¿Y tu sonrisa?
Tu hermosa y dulce sonrisa
siempre es de Profiden

2007-01-03

¿Qien teme a la verdad?



La verdad son gotas de sangre
sangre roja que mana de tu boca
sangre que se derrama
como las perlas púrpuras
de un collar roto
sobre la nieve inmaculada
del Monte Sagrado
y que deja escrito en relieve
un poema de amor




...

2007-01-01

Por las Senda Perdida de los Elefantes



Por las senda perdida de los elefantes
seguir tras tus pasos no es tarea fácil
el camino es duro y agotador
tan solo los recuerdos de todo lo que fuimos
alimentan mi espíritu y la esperanza
de un día comprender quienes somos

Por las senda perdida de los elefantes
busco el camino de ida y de regreso
a lo más profundo de tus entrañas
busco encontrar de ti lo más íntimo
persigo un espejismo
un recuerdo perdido que se refleja
sobre el espejo roto de la necesidad

Por las senda perdida de los elefantes
quizás solo busco encontrarme a mi mismo