2008-05-29




Un mundo perdido del color de las rosas
que aún nacen cada día en el jardín del edén,
mundo que tiene el fresco olor de las hiedras
salvajes y de las verdes yerbas recién cortadas
bajo la lluvia de primavera y un gran arco iris.



.

No hay comentarios: