2008-06-10

cerezas

En mi boca saboreo las mejores
cerezas de toda la Extremadura
suaves, tiernas, maduras, cálidas...
rojas como el fuego y la sangre
de un toro muerto en el ruedo.
Ya lo sé, no digas nada, guardarme
el secreto, son mi justo premio:

Con mis manos intento
parar un instante el tiempo
y en una caricia sin fin
dibujan mis dedos nubes
por las sinuosas curvas que
el destino puso a mi alcance.





.

No hay comentarios: