2008-06-12

recuperar el tiempo perdido

Y ahora ya muy viejo y cansado
tengo la imperiosa necesidad de
contar al mundo mis pecados
y todos los oscuros secretos
que me guardo desde siempre:
recuperar el tiempo perdido,
pedir mil perdones a todos,
besar cada día a los que amo,
decir todos esos más de diez mil
¡Te quiero!
y se perdieron en diez mil silencios;
de devolver el tiempo que gasté
en tonterías y que no pasé junto a ti...
Todo ese largo tiempo que te debo
desde cuando eras tan solo una niña;
y cogerte de la mano por la calle
¡Te lo juro!
y de escribirte todos estos versos
desde el dolor de mi corazón roto
a ti mi fiel amante y compañera.
Acepta el reconocimiento sincero
de este pobre pecador arrepentido
que te ama con locura, que escribe
que no
puede vivir sin ver cada día
el brillo de esos ojos negros
y esa luminosa sonrisa que
siempre nos regalas a todos
plena de la magia más pura;
si alguna vez la pudiste ver
de sobra sabrás lo que digo.
Recuperar el tiempo perdido
y el calor de tus besos que
hacen que al más fuerte dolor
lo olvides.

Ya no me queda mucho que decir, sé que
ahora tan solo que soy un tonto con suerte
que un lejano día de abril bajo la lluvia
se cruzó contigo en una calle de Cáceres
y te dijo alguna gilipollez que hizo que
volvieras esa mirada que cegó mis sentidos
para siempre.



.

No hay comentarios: