2008-09-06


lo que la naturaleza me entrega
lo bebo y lo disfruto
tal y como me llega
y cuando entra por mi boca
lo saboreo despacio...
lo siento correr por mi garganta,
calentar todo mi cuerpo,
alegrar mi espíritu,
relajar mi mente;
mi conciencia se altera y
una nube se sube a la cabeza:

No olvidéis que beber un buen whisky
es como recibir un beso de la Tierra.


.

No hay comentarios: