2008-12-22

Cíclope

Con mi único ojo de cíclope miope
soy testigo del triunfo de la entropía,
todo envejece a mi alrededor menos
mi propio corazón que se subleva y
lucha por seguir en el camino cuando
ya sabe que todo está vendido, que la
suerte ya está echada:
el agua del río fluye camino de mar
y se lleva todas tus lágrimas.
el viento se aleja robando tus quejidos;
tu lo sabes bien,
ya nada será lo mismo.

No hay comentarios: