2009-01-30

Epílodo del Vigía del Espacio Profundo










El mono está sentado
sobre un montículo de piedras
que los mojes rompieron
mientras oraban al cielo,
y cuando levanta la vista
ve un planeta rojo a lo lejos.






El mono está sentado
bajo una Higuera de Creta
en una noche negra
cuajada de millones estrellas
y se pregunta así mismo:
¿Que será de mi cuando
cuando haya muerto?
¡Miedo, solo siente miedo!
...y todas las respuestas
que perciba serán las
que el mismo se de desde
el lejano fondo de sus entrañas,
desde los miedos más profundos
e irracionales surge una voz;
una voz que grita desesperada
y cuyo eco permanece eternamente
entre los escritos de los libros sagrados...








.

2009-01-29

Crónica del Vigía del Espacio Profundo VI




La música de fondo,
apenas perceptible,
remueve la conciencia;
una hermosa luna azul
es testigo de la luz crepuscular
y del último hálito de
la materia y sus derivados.





.

Crónica del Vigía del Espacio Profundo V


nuestra mente
de mono viejo
de mono salvaje
no puede entender
el verdadero alcance
de la existencia
ni la esencia del universo,
no existe las leyes
no existe el tiempo
todo lo que creemos
que existe solo es un estado
de molecular en nuestro
cerebro que luego proyectamos
hacia el exterior, solo eso...
son las miserias de un mono
nono viejo
mono salvaje
irreverente mono
parásito de la materia.



.

Crónica del Vigía del Espacio Profundo IV


En los confines del la razón y el conocimiento
se difumina la frontera de lo real y lo soñado,
todo parece igual; miro hacia atrás e intento recordar... mas
no me queda certeza alguna de haber vivido,
tal vez solo de haber soñado contigo un universo ya perdido.




.

Crónica del Vigía del Espacio Profundo II




Por mucho que pase el tiempo
te echaré siempre de menos.
El mundo es un espacio vacío,
triste y frío sin tu sonrisa,
sin tu mirada,
sin tus palabras...
Oh mi Antonio,
mi hermano,
mi amigo,
verdadero amigo,
mi hijo adoptivo,
y compañero.
¡Cuantos recuerdos juntos!
¡Cuantas noches en vela recordando tus palabras!
Recordando, si; recordando me falta el aire. Se me encoge el alma.
Sé que estás esperando en las profundidades del cosmos
con una Mahou en la mano y un taco de billar esperando
a que juntos juguemos una partida y me dejarás como siempre
que te gane y que te haga trampas; y tu, como siempre, reirás con ganas.
Te recordaré siempre escuchando a Herbert Von Karajan




.

Crónica del Vigía del Espacio Profundo III




he visto mundos perdidos
en la memoria del tiempo
que nadie nunca antes visitó








.

Crónica del Vigía del Espacio Profundo I


Soy el vigía que habita en radiofaro que hay
cerca de la puerta de Tannhäuser;
en las profundidades del espacio paso
mi vida escuchando canciones de amor.


2009-01-26

Generador de Van de Graaff

Me da mi hijo un abrazo
y me dice: ¡Cuanto te quiero!
¡Te voy echar de menos!
¿Existe en el cosmos algo mejor?
Yo creo que no.
Me pone los pelos de punta,
como si me abrazara a un
generador de Van de Graaff.

.



.
Oigo a un viejo decir tonterías;
bebo un trago, saboreo el buen vino
y para mis adentro me digo que Alfredo
siempre tuvo razón cuando decía
que el que es idiota a los catorce años
a los setenta y seis lo es más, mucho más.
Mira que buen ojo tuviste siempre
para catar de la gente su forma de ser.


2009-01-24

de un trago

Porque aún no llega la noche
cuajada de estrellas,
levanto mis ojos al cielo, cierro los puños
y grito mil versos al viento;
sé que tu me llamas impaciente porque
quiero beberme todo el futuro de un trago.






.

Murakami, Pag. 150



De profundos deseos está llena la copa de vino,
incesante se derrama sobre blancas telas de encaje
toda la gracia que los cielos a un hombre pueden regalar.
Sobre el suelo de la habitación puedo ver:
un reloj parado en las diez en punto,
un cenicero lleno colillas con un cigarro rubio encendido
en la esquina cuyo hilo de humo sube jugando hasta el techo,
unas gafas para vista cansada,
una caja de viagra vacía, y, bajo las ropas más íntimas
que una dama liberada con desparpajo arrojó
duerme un libro de Murakami abierto en la página 150.








.

2009-01-20

Amplio punto de vista


yo puedo decirlo
no hay nada que ate
no soy ni quiero ser nadie
tan solo soy parte de la gente
tal vez es que tengo
un amplio punto de vista



.

Cultura occidental



mis recuerdos se pierden
entre los fotogramas de
viejas películas en blanco
y negro que nunca llegué a ver,
entre las frases malditas
de mil películas que contaron
gentes que parecían
los vigías de occidente
y solo eran unos mamones de órdago





.

2009-01-19

Hojas muertas

tu no lo ves
tu no lo sabes
pero sobre esa hojas caídas
hay un cadáver de una mujer desnuda
que, como tantas otras cosas de este mundo
pasan desapercibidas a tus ojos
y a tu alma





.




Aléjate



Aléjate de lo que quieras ver bien, la distancia te da un nuevo punto de vista.

2009-01-18

Test de Rorschach II



Fahrenheit 451

Fahrenheit 451, la temperatura a la que el papel de los libros se inflama y arde (233º C)





Todo es equívoco, nada es lo que parece
bajo la luz del destino
el fuego no ilumina el camino
a los locos e hijos de puta, esos pedazo de
cabrones que queman los libros
de mis poemas malditos
escritos con mi propia sangre:
Si, yo he visto como el denso humo negro
ciega los ojos de los hombres
que no alcanzan a ver
más allá de sus propias necedades.

¡Cuanto odio hay detrás de cada tea!




.

invierno





Soledad blanca,
infinito vacío: y
frío, mucho frío.




.

2009-01-16

Un ave me muestra el camino



Sobre las arenas ardientes que cubren
para siempre el desierto del olvido
viajamos juntos a lomos de camello;
bajo el implacable sol de julio
un ave muestra el camino a seguir
a la caravana que viaja con destino
al templo de San Simeón.



.

2009-01-15




No olvides, que yo no lo olvido,
que aunque hoy día aún sea
un niño he de crecer, y mucho;
y tu has de ser el ave que me muestre
el camino que cruza el desierto
que lleva al templo de San Simeón.




.

honesto
sincero
sin compromiso
como la sonrisa de un niño






.


las gotas de rocío
realzan la belleza
de las flores





.


recibí un regalo de los dioses
y lo he guardado para siempre
entre mis recuerdos



.

2009-01-12

no temo al tiempo


Yo soy
un viejo,
un niño,
soy el viento,
soy un río
que bajo el sol fluye
entre las arenas del desierto;
igual que las pirámides
no temo al tiempo
ni a la puta soledad
porque te tengo a ti...
Soy el viento,
soy un río
un niño,
un viejo
yo soy







.

2009-01-11

Sake caliente


bebemos juntos
una taza de sake caliente
en este frío invierno
yo me digo que este es el instante;
mirando a tus ojos
me veo a mi mismo reflejado
siento como despacio
sube por las venas todo el calor
del alcohol



.

Revivir



Sé guardar silencio y escuchar solo al viento
y mirar en tus secretos a través de las pupilas
de tus dos ojos negros de niña mestiza de mil
razas y credos.

Puedo cerrar los ojos y oler el aroma de la primavera,
de hierbas y flores que se guarda para siempre en tu pelo.
Puedo cerrar los ojos y ver pasar todas las viejas imágenes,
imágenes en movimiento, de colores apagados, ocres,
amarillos sucios y marrones, diría que son de en un viejo
blanco y negro virado a sepia por el paso del tiempo.
Puedo cerrar los ojos y revivir todos nuestros recuerdos,
ver como se funden y como un río fluyen bajo el cielo;
nuestra infancia tan feliz transita sin fin por mi memoria.




.

2009-01-09


nace de mis entrañas el miedo,
nace de mis entrañas el valor,
el amor también nace en lo más
profundo de mis entrañas
y tu también, ya que habitas
aquí adentro: en mi corazón.




.

los juguetes olvidados
en las calles
viejos vestidos desgastados
tendidos al sol
mi corazón roto y ajado
esperando tus besos
este es todo mi mundo




.

2009-01-08

Anamnesis del cielo y el mar.





Seis poemas sobre el mar y el cielo de Almería



I

Las olas del mar baten la orilla y el sol
en lo alto reina con soberbia y desparpajo,
todos nos cobijamos de el bajo las palmeras
y montamos el campamento,
mas bien lo montan Puri y Alfredo,
Mayte no hace nada y yo la ayudo con la mirada;
como gitanos vivimos
sin prisa ni compromiso,
estamos solos un puñado
de amigos, sin duda disfrutamos de
lo mejor de la vida:
la familia,
la amistad,
el mar,
el sol... si, el sol de Almería
y un trago de vino.
No hay nada igual que
estar juntos y brindar por el mar.
Levanto mi vaso... y me grito ¡Vamos!
¡Por el mar, cojones! ¡Y por la amistad!
Siempre el mar azul, espejo del cielo de Almería.






II

Me tumbo en la hamaca y
me duermo como un niño
entre los brazos de su madre
después de mamar; si,
así es, quiero decírtelo,
me gusta mamar de la vida
y de tus pechos de miel y leche
cuando desnuda
te estrecho entre mis brazos;
y entrar dentro de ti
que es como entrar en
las profundidades del cosmos;
y entonces acunarme para siempre
entre las olas del del mar azul, el
eterno espejo donde se mira el cielo de Almería.






III

Las olas incesantes van y vienen, y el viento
que de lejanos montes raudo nos llega a todos
nos acaricia y nos quema la piel y el alma.
En la playa acostada: Mayte; en unos pequeños guijarros
lee arcanos, igual que las sibilas del monte Gauro tiene
el futuro en sus manos, con los ojos cerrados descansa
sobre la arena y se deja amar por un rayo de sol eterno,
el rayo de luz que no cesa y que todo lo abrasa, todo lo quema;
y yo lo sé. Yo sé que todo está en sus manos.
Alfredo, mi hijo Miguel y el narrador (un servidor)
en las profundidades del mar no perdemos
en busca de mil pulpos, de un calmar o un mero,
nos da consuelo y paz nadar entre las aguas
y volver a lugar de donde un día todo nació.
Pura, mi Pura y mi niña Yaiza juegan juntas
con no se qué mientras cantan una canción de moda,
yo sé que ambas como las sirenas estarían
mucho mejor en el mar, en las entrañas del mar.
Y mi pequeño Sebas, solo en la orilla del mar
levanta un castillo en la arena y en el aire,
o tal vez, en el aire escribe
poemas desesperados a un amor imposible.











IV

Bajo las palmeras la sombra es agradable,
hace fresco, estamos muy a gusto,
como nómadas vivimos todos juntos;
mas yo lo sé,
sé que esto no es eterno,
que no va a durar para siempre,
efímeros son los placeres en este mundo.
Aprovecho cada instante e intento atrapar
toda la felicidad en una foto
que en el futuro arranque de
mis ojos una lágrima de añoranza;
disfruto de la amistad y de
la compañía de mis amigos.
¡Que lo saben en los cielos! ¡Vive dios!
Que es mejor beber un trago
de vino de tetrabrik a vuestro lado
en la playa de las Palmeras, en Almería,
que diez mil putas botellas del mejor
Château Pétrus en otras compañías.











V

Sobre el horizonte que dibuja
el mar donde se roza con el cielo
cada mañana nace radiante el sol,
disco de oro que nos regala la luz
con la que puedo ver el mundo y
toda la belleza encerrada en el.
En la noche de una primavera
la escasa luz de una pálida luna
que se escapa de un eclipse nos
ilumina; y bebemos juntos,
somos felices, no soy consciente aún
de que esto solo es una tregua
en espera de las malas noticias
que están por llegar.
Nos espera el trago más amargo.
¡Maldito sea el puto destino!








VI

las olas del mar y el sol de Almería
que entre las hojas de las palmeras
se filtra mágico, intenso como un
puñal que hiere y ciega los ojos;
tumbado en la hamaca yo los cierro
con mucha fuerza porque necesito
ver el mundo tal y como es, y es entonces
cuando veo entre mil luces de neón
el paraíso
mi mente se libera y viaja,
mi corazón palpita de alegría,
mas con sobresalto yo me vuelvo
al presente y me aferro a el
como a un tesoro, el tesoro que tengo
enterrado en una hermosa playa
a la sombra de un puñado de palmeras.
Si, mi corazón es mi tesoro más valioso
y en el viven para siempre mi familia,
mis amigos y los mil versos perdidos en
un trago de vino rojo,
rojo intenso como la sangre que corre loca
por mis venas.
Eso era pasar los veranos
en mi paraíso particular.
Ya nadie me los puede robar;
todos mis recuerdos ahora se
mecen para siempre entre
las incesantes olas del mar azul,
eterno espejo donde se mira el cielo
de Almería.
Siempre Almería.





.

De mostruos y hombres




Alguien quiere abrir las celdas en las que
están encerrados los peores monstruos,
monstruos que están sedientos de tu sangre
y que quieren devorar las vísceras de tus hijos.
Tu no lo sabes, pero el mal está a punto de salir
a la luz, se acerca el día de que tome posesión
de este mundo, y que no te quepa duda, todo
lo que te rodea y que es tuyo le va a pertenecer.



.

Diario de un noctámbulo desesperado



se escapa
de entre las rejas de la prisión
en busca de la luz y la libertad





.

2009-01-07

Leyendo a Murakami


Paso estas noches en vela bebiendo te verde, algún que otro whisky de malta y escuchando entre muchos otros a Rajmáninov, lizt y Fauré. Entre mis manos sostengo un libro, estoy leyendo todo lo escrito por Murakami. Lo leo muy despacio, saboreo cada frase como si fuera un plato de un gran chef; como una copa de una gran reserva del mejor vino tinto, cada sorbo es un trago de sangre, un trago de vida. Entre sus personajes me quedo a vivir una temporada; disfruto tanto que me da pena porque sé que este viaje ha de terminar algún día.

haiku




oigo caer la lluvia
sobre las olas del mar
cuando me acaricias

Al sur de la frontera

-








Al sur de la frontera
está la tierra mágica,
una tierra abrasada
bajo el sol implacable
y olvidada por aquellos
hombres que perdieron
la Fe y, que se perfila en
los mapas de los magos
y hechiceros por medio
de una linea roja y
discontinua, lineas
que en su día dibujaron
los cartógrafos justo
por encima de la orilla
norte del río Guadiloba.
Al sur de la frontera
está la tierra de
los siete mastines negros
y en ella florecen todo el
año los jardines, la albahaca,
los olivos y las vides;
los limoneros y naranjos.
Al sur de la frontera donde
los sentidos no son fiables
y es confusa la memoria;
un lugar donde se pierden
los recuerdos y es imposible
discernir lo soñado de lo vivido.
Al sur de la frontera
es tierra donde crecen cactus,
y chumberas con higos al lado
de los caminos polvorientos:





yo sé que debajo de
cada piedra quemada por el
sol de la Extremadura
hay guarecido un escorpión
que espera a la luna para
salir a bailar con su novia.



Al sur de la frontera
es el lugar donde se
forjaron las amistades
más fuertes y por sus
caminos olvidados vagan
sin descanso y por siempre
los héroes del destino; lugar
donde yacen enterrados los
vivos y los muertos vagan
cubiertos de polvo amarillo
por los caminos desiertos.
Allí es donde duermen
olvidados y perdidos todos
los pasajes de nuestra vida.


A mis amigos de la infancia Alfredo, Isidro (y el Retortillo)







.

2009-01-06

poseído


he estado poseído por el espíritu del tigre
y he caminado por las intrincadas selvas
he estado poseído por el espíritu del águila
y he volado sobre los campos y las estepas
he estado poseído por el espíritu del dragón
y he visitado a los habitantes de los cielos

Hubo un tiempo cuando era joven
en el que me alimentaba
solo de cadáveres, de los muertos;
mi cultura solo era producto
de lo que otros antes vivieron,
de sus consejos, que no era más
que el reconocimiento de haber tropezado
alguna vez antes que yo, de su fracaso...
No me extraña.

traidores

Conversaciones con traidores
que parecían amigos, compañeros;
creyeron que no me daba cuenta
de sus palabras envenenadas, engañando,
desgranado la sucesión de Finoacci y los
logaritmos neperianos del número E;
yo solo sentía pena por tu forma de ser:
la de ofidio; el jodido oficio de vender
al que tienes a tu lado con una abrazo o un beso.
¡Joder que asco!
Espero que al menos sacaras algo para ti.
Yo siempre me sentí superior, sabía quien eras.
He visto en la TV a todas las
miserias humanas tomar
forma de puro espectáculo,
esperpento público donde
los cuerpos y las almas
de los nuevos esclavos
se venden a precio de saldo.
El asunto es conseguir dinero,
dinero fácil, dinero negro con
el que comprar polvo blanco
que les vende el nuevo Merlín.
El polvo mágico con el que
alimentan su vidas de miseria
y con el que alejar el tremendo
hedor que desprenden sus carnes
putrefactas; no están más vivos
que los que habitan el cementerio.