2009-01-15




No olvides, que yo no lo olvido,
que aunque hoy día aún sea
un niño he de crecer, y mucho;
y tu has de ser el ave que me muestre
el camino que cruza el desierto
que lleva al templo de San Simeón.




.

No hay comentarios: