2009-01-06

traidores

Conversaciones con traidores
que parecían amigos, compañeros;
creyeron que no me daba cuenta
de sus palabras envenenadas, engañando,
desgranado la sucesión de Finoacci y los
logaritmos neperianos del número E;
yo solo sentía pena por tu forma de ser:
la de ofidio; el jodido oficio de vender
al que tienes a tu lado con una abrazo o un beso.
¡Joder que asco!
Espero que al menos sacaras algo para ti.
Yo siempre me sentí superior, sabía quien eras.

No hay comentarios: