2009-01-07

Leyendo a Murakami


Paso estas noches en vela bebiendo te verde, algún que otro whisky de malta y escuchando entre muchos otros a Rajmáninov, lizt y Fauré. Entre mis manos sostengo un libro, estoy leyendo todo lo escrito por Murakami. Lo leo muy despacio, saboreo cada frase como si fuera un plato de un gran chef; como una copa de una gran reserva del mejor vino tinto, cada sorbo es un trago de sangre, un trago de vida. Entre sus personajes me quedo a vivir una temporada; disfruto tanto que me da pena porque sé que este viaje ha de terminar algún día.

1 comentario:

kabrablue dijo...

Como te entiendo, es la misma sensación que experimento yo. Para mi fue un gran descubrimiento encontrarlo, un dia, de casualidad, entre los estantes de una biblioteca.
Disfruto leyendo tu blog y el título y la foto que lo acompaña me parecen geniales.