2009-01-26

Oigo a un viejo decir tonterías;
bebo un trago, saboreo el buen vino
y para mis adentro me digo que Alfredo
siempre tuvo razón cuando decía
que el que es idiota a los catorce años
a los setenta y seis lo es más, mucho más.
Mira que buen ojo tuviste siempre
para catar de la gente su forma de ser.


No hay comentarios: