2009-01-03

Quemo incienso en el altar,
escribo poemas en papel
que luego quemo;
cierro los ojos,
junto mis manos,
medito largo tiempo,
en un viaje místico transito
por las entrañas universo;
bajo el árbol de la vida
elevo mis plegarias al cielo
sabiendo que no las va
a escuchar ningún dios.

No hay comentarios: