2009-01-05

Sta. Lee



Sé todos los secretos, los misterios ocultos
que se encierran detrás de tu mirada y de
la enigmática sonrisa que sellan tus labios.
Que tus ojos leyeron a este pecador
poemas de Li Po en medio de la noche.
Bajo la luz de la luna llena
que se miraba en el estanque
tocabas como nadie el laúd
y cantabas hermosas canciones
sobre como fugarnos juntos
tomando el camino del sur.
¿Como olvidarte?
Conozco cada poro de tu piel
que quedó para siempre impreso
en mi memoria:
tus pezones dulces cerezas rojas,
de pétalos de rosas los labios,
de seda la piel y los cabellos;
besos de fuego, la lengua de coral,
de terciopelo tu sexo... Yo sueño
con zambullirme dentro de ti
como en el agua que brota
de las mágicas fuentes en
las termas de Zhuhai
y así vivir para la eternidad.
Porque los dos sabemos que
ante los ojos del mundo yo he sido
el que te ha dado lo mejor:
toda la vida, tu existencia, Sta. Lee.



.

No hay comentarios: