2009-04-18

Recuerdos de primavera


.


Al final de cada día cogías entre tus dedos
una flor y le preguntabas a los pétalos blancos
por nuestro futuro, por el de nuestro amor...
Me quiere, no me quiere... uno a uno.
Nunca fallaba, terminaba siempre con un:
¡Me quiere!

Y con un susurro de alegría contenida y un brillo
chispeante en tus dos ojos negros me decías al oído:

¡Yo también te quiero!

Con una gran sonrisa y con un suspiro hondo y quedo
de tu pecho me abrazabas; y luego de un salto
te colgabas de mi cuello y de repente me decías:

¡Cógeme cielo!

Y entre mis brazos suspendida en el aire me besabas
con la pasión ciega de una niña de tan solo catorce años
y soñabas con un futuro juntos en tiempo y el espacio.






.

No hay comentarios: