2009-05-09

Las cuatro estaciones (en el tiempo)


Prólogo.

Cuando era joven en primavera recordaba el otoño,
en verano echaba de menos el frío del invierno,
en invierno siempre añoraba el calor del verano, y,
al llegar el otoño, leía poemas de Bécquer y miraba
como el viento barría las hojas doradas de los árboles.



I
Ahora cuando llega la primavera disfruto de toda ella,
de las flores, de las nubes preñadas de vida y del viento
que acaricia tu pelo y mece las verdes espigas del trigo.


II
Ahora cuando llega el verano me dejo llevar por el Tao,
me rindo a la canícula del estío, descanso a la sombra
de una frondosa higuera que crece junto al río; mientras,
leo poemas de Li Tai Po con una copa de vino en mi mano.


III

Ahora que soy viejo cuando llega el invierno
dejo que el aire frío despeje mi mente y que fluyan
los recuerdos entre las nieves de las cumbres.


IV
Ahora que ya soy perro viejo disfruto del otoño,
del calor del fuego, y bajo el cielo camino por la sendas
cubiertas de hojas secas, color oro, puede que caídas del cielo:
¡Y yo me siento más vivo que nunca!





Epílogo.

Ahora que ya pasó el tiempo y con el las prisas por ser,
por tener, por sentir... ahora que ya solo es tiempo de vivir.




.

No hay comentarios: