2009-06-06

Esperando el Monzón en mi habitacion



El calor sofocante y el tedio de lo cotidiano
hace que el aburrimiento nos abrace con fuerza.
Las mañanas soleadas de junio las pasamos juntos
a la sombra sin hacer apenas nada (solo pienso en ti),
esperando a que refresque un poco,
a que lleguen las lluvias del monzón.




No hay comentarios: