2009-07-14

leer puedo



Puedo leer en tu piel
como en un libro,
en tus ojos,
en tu alma... y también en tu corazón;
toda tu me cuentas cosas.
Puedo leer sin prisa en tu vientre
pasajes de la vida, el futuro
en las hojas del té verde y
en tu mano como haces el amor.
Puedo escuchar todos los secretos
en tus suspiros entrecortados y quedos,
en los pasos que das cuando caminas y
en esa sonrisa tras la que te escondes.

Puedo ver en ti
todas las penas y glorias
de tu existencia;
lo que te hace sufrir,
lo que te atormenta,
lo que te hace gozar y disfrutar...
anhelos,
ambiciones,
proyectos,
convicciones
deseos;
toda felicidad aún por venir.

También puedo ver esos sucios
pecados ocultos
que no quieres revelar a nadie,
los secretos tras mil lágrimas escondidos
en esas noches sin fin de vela e insomnio.

Puedo conocer tu vida...
Los amores perdidos en tu juventud,
las traiciones,
frustraciones,
incestos,
complejos y temores;
y el miedo,
todo el miedo del mundo
que se esconde y anida en tu interior,
miedo traidor que cada noche por sorpresa
te asalta como un bandido dispuesto siempre
a robarte la paz,
el sosiego... el sueño. Puedo verlos.
Puedo ver en tus defectos puntos fuertes,
sentir como míos tus placeres ocultos,
prohibidos,
presos,
cohibidos,
aún por compartir.


No hay comentarios: