2009-10-31

2009-10-30

Amistad

solo nosotros sabemos lo que pasa
por nuestras venas y pensamientos...

2009-10-14

How I Wish, How Wish You Were Here!

Te meces en la hamaca de la vida con
la mirada perdida en el hipnótico giro
de aquel viejo disco de Pink Floyd,
y el humo etéreo de un cigarro rubio
que ahora duerme entre tus dedos
sube al cielo e interroga al vil tiempo
que sabes que se va y ya no vuelve.
Mil historias... mundos... universos...
Sabes que nos queda todo lo vivido.
Más allá del paso del viento y del fuego
que cruza todos los veranos los campos
yermos de mi amada Extremadura
están nuestras vidas, siempre entrecruzadas,
vidas tejidas sobre el lienzo de la amistad:

¡Ojalá! ¡Ojala que tu estuvieras aquí!

Todo se fue, todo se ha ido, solo nos queda
la música que arranca del olvido aquellos
momentos que fueron los más felices,
aquellos que juntos pasamos cuando
éramos unos críos de apenas quince años.
Todos nuestros recuerdos ahora cabalgan
sobre unas canciones perdidas en los negros
surcos de un viejo vinilo, desgastado por el uso,
ya casi roto;
entre el crepitar del polvo acumulado la aguja
arrancan los primeros acordes de una guitarra...

¡Ojalá! ¡Ojala que tu estuvieras aquí!


Y no es solo música lo que escuchan tus oídos.
No es solo una canción casi olvidada la
que te trae los viejos tiempos a la memoria,
la que despierta todos tus fantasmas dormidos.
Lágrimas de añoranza resbalan por tu piel,
una ola de melancolía y un escalofrío recorren tu cuerpo...
No hagáis ruido. ¡Guardad silencio! ¡Por favor!
¡Guardad silencio! Dejadme oír el lejano llanto
que de lejos me llega y que pide un deseo:

¡Cuanto te echo de menos!
¡Ojalá! ¡Ojala que tu estuvieras aquí!






.

Bajo los sauces

Bajo los sauces del río
bebo de tus labios
sorbos de tiempo,
y siento todo el frío
caer sobre mi cuerpo.

2009-10-12

Anamnesis de un replicante

Nuestra memoria convertida en eso: Una foto.
Una foto ajada y descolorida que acumula polvo,
en ella duerme toda la memorabilia; recuerdos si,
hablamos de recuerdos, implantes en el cerebro,
todo lo que nos queda de aquello que es tan solo
el espejismo de nuestra vida... nuestros sueños,
de la ilusión de haber vivido, de haber amado,
de haberte conocido, por compartir tu amistad y
todos esos momentos tan importantes para mi.





.

2009-10-11

rosas rojas




Rosas rojas, rosas rojas
de seda y terciopelo, rosas
del rojo color de la sangre,
del rojo de la vida y del amor,
del rojo color de esos labios
que beso en mis oscuros deseos
de sexo y caricias sin fin;
con el aroma de rosas
de tu pelo, de tu piel,
de todo tu cuerpo entero
cubierto de pétalos rojos; y
con espinas que se clavan
en mi alma cuando te abrazo.




.

Haiku

tuve un lugar
donde refugiarme
del frío del desierto


2009-10-06

Dime

¿Quien soy yo?
Dímelo tu, amor mío;
mírame a los ojos,
palpa mis cicatrices,
escruta en mi sueños,
abrázame con fuerza...
hagamos el amor
o tengamos sexo,
como tu prefieras,
y después....
Abrázame de nuevo
que tengo frío y afuera
arrecian gélidos vientos;
en un abrazo sin fin,
calienta mi cuerpo,
besa mi piel desnuda,
dame tu aliento y dime,
dime si yo soy el dueño
de mi vida,
o tan solo soy un esclavo
del miedo y la locura... del tiempo:

Si. Quizás solo sea un juglar de esos que
canta versos a la gloria eterna de los Cielos
y al amor infinito que por ti siento dentro
de mi corazón.



.

2009-10-01

Dudas, un mar de dudas.

¿Hay en el mundo algún conocimiento tan cierto que ningún hombre razonable pueda dudar de él?
Bertrand Russell -Los problemas de la filosofía-



Navego por entre un mar inmenso de dudas, olas que azotan la nao, zozobra mi espíritu; no se siquiera lo que me pasa, no sé si llegaré a buen puerto o acabaré como Jonás en el estómago de una ballena... mas me da lo mismo, será lo que El Cielo quiera y siempre junto a ti.

Banal y sin importancia

Que todo es banal y sin importancia no tengo dudas,
solo me importan los suaves latidos que desde tu
corazón me hablan de los deseos ocultos y cohibidos:

Amor, caricias sobre la piel desnuda, amistad, compañía, sexo...
secretos todos que guardas por siempre dentro del alma herida.