2009-11-24

Deus ex machina



Yo nunca quise ir a luchar a Troya
mas obedecí todas tus órdenes
embarqué sin dudar junto a Ulises
dispuesto a todo con tal de seguirte:
vertí mi sangre sobre la tierra
quemé mi semen en la pira eterna
ahogué mi sollozos en rojos vinos
caí en el fondo más negro del abismo
perdí toda la fama, el honor y la gloria
ensuciaron mi vida y toda mi memoria
amputaron todos mis miembros y los
echaron como alimento a los perros
quemaron mi casa, carros y arados
vendieron a mis hijos como esclavos
y a mis mujeres como a putas rameras.
Yo acepté todas las vejaciones con tal de
cumplir tu voluntad como me has pedido.
Entonces me pregunto aún aturdido:
¿Porqué me dejaste solo en la noche?
¿Porqué dejaste secar mi corazón?
¿Porqué me hiciste perder la razón?
¿Porqué me haces tantos reproches?
¿Porqué me encuentro tan perdido?
¿Para que me hiciste viajar hasta
las mismísimas entrañas del Hades?
Como no dudar si me dejas abatido
por las olas entre las rocas más duras
herido por el sol, a merced del viento.
Mas te digo que solo espero que me
ordenes de nuevo lo que debo hacer.




.

No hay comentarios: