2009-12-10

Dejadme


¡Dejadme!
Dejadme tejer amada mía
todos los sueños posibles
con 700 hilos de oro blanco y cielo.
Dejadme vivir un futuro nuevo
y que sea solo nuestro,
tuyo y mío, los dos y nadie más,
que nada ni nadie diga nunca
lo que hemos de hacer,
y abrazarte,
y hacer el amor toda la noche a la luz y
al calor de la chimenea de tu habitación.
Dejadme en nuestra casita de madera
cantar canciones amor y
recitar mis poemas.
Y tu que eres la Luz
que ilumina mi camino
repiteme al oído sin pausa,
una y otra vez los 111 Mantras sagrados:

...No te voy a dejar dormir. Bésame más. Hazme tuya. Entra dentro de mi...

Aquellos que me susurrabas
mientras me amabas en el hotel
de las Cuatro Estaciones
en territorio azul
aquella noche sagrada
del otoño del año de 2009.










No hay comentarios: