2009-12-10

Pasa el tiempo

pasan los años, los meses...

las horas corren y corren...

los minutos vuelan y vuelan...

¿Y los segundos?

Los segundos desaparecen
como fantasmas en la niebla.
Ante estos ojos unos tras otros
desfilan los números del reloj;
estos ojos que han sido testigos
del inclemente paso del tiempo
y de algunos que otros milagros
o tal vez solo vean un espejismo
de lo que pudo ser y no ha sido.

Pasan los años... y tu sigues
dando todo lo que tienes
y yo me sigo perdiendo por ahí
en un viaje continuo que no tiene
principio, que no tiene fin.
Pasa el tiempo en silencio
como un ladrón sin sentimientos...

Se que mi vida se escabulle
como el agua de entre mis manos,
como rehuye tu mirada de la mía
cuando cruzamos las pupilas...
Y los momentos de felicidad infinita
se van y no vuelven más,
mas sé que
me quedan todos los recuerdos
y las fotografías que os hice en
la taberna Budista allá en Nepal.



.

No hay comentarios: